fbpx
Navidad y Año Nuevo: recomendaciones de primeros auxilios en casos de emergencias.

Algunas veces las fiestas de fin de año, de Navidad y de Año Nuevo, se ven opacadas por alguna emergencia, dentro o fuera de nuestros domicilios. Por tal motivo, la especialista Carla de la Cruz, brinda recomendaciones básicas para aplicar los primeros auxilios:

• POR QUEMADURAS

Las quemaduras son lesiones en la piel causadas por factores como el contacto con fuego, líquidos o superficies calientes y otras fuentes de altas temperaturas. Los cuidados dependerán del grado de lesión que se produzcan en la piel y en los tejidos.

Recomendación: Si la quemadura produjo enrojecimiento, dolor, hinchazón y ampollas, se debe sumergir la zona afectada en agua fría por 10 minutos aproximadamente. Sin embargo, si el daño es mayor y hay destrucción de la piel junto a todos los síntomas anteriores, se debe retirar la ropa o cortarla, sumergirse en agua fría o aplicarla en la zona y es importante transportar al menor a un hospital cercano lo más pronto posible y no usar cremas.

• POR ATRAGANTAMIENTO

En este tipo de casos, la víctima puede reaccionar de diferentes maneras: con tos persistente (sin restricción de la respiración) o, por el contrario, con asfixia. Esta última se produce cuando deja de afluir oxígeno a los pulmones.

Para poder actuar, se debe tener en cuenta la edad de la persona. Si el accidente involucra un bebé o un niño, debemos colocarlo boca abajo sobre los muslos y darle cinco palmadas rápidas y fuertes entre los omóplatos con el talón de la mano.

Recomendaciones: Hay que considerar, además, que la maniobra de Heimlich (comprensión abdominal) debe ser usada solo con personas adultas, pues no es una técnica adecuada para realizar en un lactante o menor de un año, porque se corre el riesgo de ocasionarle lesiones en las vísceras abdominales.

Para realizarla correctamente, hay que ponerse detrás de la persona y rodearla con los brazos, empuñar una de las manos colocándola en la zona del ombligo y, con la otra mano, realizar una presión hacia dentro y hacia arriba, hasta que el objeto extraño sea expulsado por la boca. Las compresiones deben repetirse hasta que el cuerpo extraño sea expulsado. Si la persona cae al suelo inconsciente, se debe comenzar la reanimación cardiopulmonar.

• POR ASFIXIA

Cuando la respiración o los latidos cardíacos han cesado, como podría ocurrir en casos de ahogamiento o asfixia, el procedimiento de salvamento que se realiza es el manejo de reanimación cardiopulmonar.

Es importante mencionar que la RCP consiste en dar respiración boca a boca a la persona afectada para suministrar oxígeno a los pulmones y realizar compresiones cardíacas, las cuales mantienen circulando la sangre de la víctima, que puede ser un niño.

Recomendación: Se debe colocar a la persona en una superficie plana, observar, escuchar y sentir si respira poniendo el oído cerca de la nariz y la boca; se debe observar también si hay movimiento en el pecho. Si no lo tiene, sitúese a lado de la víctima y realice comprensiones hundiendo el tórax.

Asegúrese de que el tórax vuelva a su posición inicial en cada compresión. Recuerde que si es un bebé, las compresiones se deben realizar únicamente con dos dedos; si es un niño o adulto estas se realizan con la palma de la mano. En relación a la frecuencia, debemos considerar al menos 100 compresiones por minuto más 2 ventilaciones extendiendo la cabeza y elevando el mentón de la víctima. Se debe continuar con esta acción hasta que llegue el personal calificado.

Cabe destacar que en este tipo de situaciones la práctica de primeros auxilios es una medida de emergencia que se aplica a las víctimas hasta disponer de tratamiento especializado y que pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

Fuente: Navidad y Año Nuevo: recomendaciones de primeros auxilios en casos de emergencias.

Abrir chat
¿ Te podemos ayudar ?
Hola en estos momentos puedes escribirnos si:
👉Tienes dudas de algún programa
👉Dudas con el proceso de matricula
👉Dudas con el pago